La Corte Suprema de los Estados Unidos rechazó artículos de la ley inmigratoria S.B. 1070 de Arizona y apoyó una parte decisiva. La ley en Arizona se promulgó en el ano 2010 dado a la frustración del estado por la falta de esfuerzo del gobierno federal de asegurar el cumplimiento de las leyes de inmigración.

La Corte Suprema rechazó los siguientes artículos de la ley:

  • es un crimen para los inmigrantes ilegales que trabajen, o busquen trabajo en el estado de Arizona;
  • que la policía arreste a una persona sin justificación, autorización, cédula quienes ellos creen que parecen ilegales;
  • haciendo un requisito que los inmigrantes se registren con el gobierno federal.

La policía ya puede verificar su estado migratorio

Para mí, la parte más importante de la decisión de hoy es que aunque la corte rechazó otros artículos de la ley, la corte apoyó que la policía puede averiguar y preguntar sobre el estado migratorio de personas cuando la policía haga paradas.

Este artículo de la ley nunca se aplicó antes, pero desde hoy, si hizo parte de la ley y es ejecutable. Esto quiere decir que cualquier persona que sea parada por la policía tiene que enseñar documentos o pruebas de su estado legal dentro los Estados Unidos. Aunque la decisión dio énfasis que este artículo de la ley va ser cumplido sin perfil racial, y sin prejuicio, yo no estoy segura que sea posible.

La base de la decisión de hoy es simple; el gobierno federal tiene el poder sobre las leyes de inmigración y el estado de los inmigrantes. La clausula suprema le da el poder al Congreso que tenga el derecho de prioridad a las leyes estatales, en parte, cuando las leyes estatales sean un obstáculo a los objetivos federales.

La falta de asegurar el cumplimiento de las leyes federales y capaz también la falta de reformar las leyes de inmigración, puede crear más frustración. Aunque frustraciones crezcan, el estado no puede enfocarse ni tocar el tema que solamente el gobierno federal tiene el poder. El estado no puede tratar de arreglar cosas que solamente el gobierno federal tiene el poder. Los artículos de la ley que fueron rechazados están protegidos e incluidos en las leyes federales. La parte de la ley que se sostuvo, no interfiere con las leyes federales, pero mas bien ayudan y asisten la ley federal.

¿Qué piensa usted?

Para leer más sobre la ley de inmigración, haga clic aquí.